diario de emociones

Un diario de emociones es un ejercicio que se recomienda por muchos psicólogos.

Esta herramienta puede ser un gran apoyo para procesos de terapia y reforzar aprendizajes sobre nosotros mismos.

Desde hace un tiempo, decidí comenzar a escribir por las mañanas para plasmar mis pensamientos, emociones y reflexiones.

Ha sido tan buena la experiencia, que aquí te comparto un poco de información, esperando que también logres incluir un diario dentro de tu rutina… ¡Te va a encantar! 🥰📔

Un hábito muy especial

diario de emociones

La escritura es un ejercicio lleno de beneficios, aumenta la creatividad y fomenta la imaginación. Y si está enfocado en nuestras emociones, es muy útil para evaluar nuestro comportamiento. 

Al tener un diario, apartas un momento del día para ti, para poder conectar con tus pensamientos y emociones más profundos… identificando las cosas que te pasan y cómo reaccionas ante ellas.

Mantener únicamente en nuestra mente todas las cosas que pensamos, nos aleja de nuevas soluciones o perspectivas que solo podemos llegar a tener si lo plasmamos de una manera tangible… además, escribir «nos obliga» a aceptar nuestras emociones y las maneras en que actuamos.

Al tener un diario, no nos limitaremos en expresar lo que sentimos. Finalmente, es un espacio solo para nosotros y totalmente intimo. 

Otro beneficio es que puede ayudarnos a comprobar nuestros avances y mejoría, cuando hemos decidido cambiar ciertas conductas. Y todos los días, ese cuaderno nos recordará las metas, sueños y objetivos que nos hemos plasmado.

Con este ejercicio, te darás cuenta que no siempre es importante encontrar las respuestas, sino formular las preguntas adecuadas.

Te puede interesar: ¿Cómo sentirte más motivado?

¿Cómo empezar mi diario de emociones?

Lo más importante, es tener las ganas y compromiso (o al menos curiosidad) de comenzar con este nuevo hábito.

  • Te recomiendo elegir un cuaderno que te guste, dónde disfrutes escribir… así que quizás tengas que visitar la papelería y explorar todas las herramientas. El objetivo es que te motiven a dedicarte ese espacio.
  • Elige el momento del día: Personalmente, escribo en la mañana por que me ayuda a iniciar mi rutina de la mejor manera, pero también puedes hacerlo antes de dormir… en la cama, en la sala, en tu estudio. También es importante elegir el lugar.
  • Tener un diario no es escribir sobre todo lo que te pasa en el día… es detallar tus emociones, sentimientos o sucesos más significativos, para encontrar el aprendizaje  y con suerte, descifrar algo nuevo de ti. Intenta reflexionar sobre algo que te cause confusión o molesta.
  • Sé libre: Al menos mientras escribas. No te juzgues ni te avergüences… plasma todo lo que quieras y necesites. Ah y por supuesto, escribe a mano!

diario de emociones

Otro tema muy útil: 5 consejos para un home office efectivo

¿No sabes qué escribir?

Si te hace falta un poco de inspiración, te comparto algunas sugerencias.

  • Escritura de autoanálisis: Aprende más de ti y eleva tu autoestima… describe quién eres, tus metas a corto y largo plazo, tus virtudes y habilidades, defectos y debilidades, lo que más te guste de ti, tus sueños y miedos.
  • Escritura creativa: Para quienes deseen explorar su imaginación e ingenio, existen preguntas y ejercicios muy interesantes… escribir una carta a tu cuerpo, hacer una lista de tu pareja ideal, una nota a tus padres, una carta a quién ya no este, un manual de instrucciones sobre ti…
  • Escritura terapéutica: Te ayudará a conocerte mejor, responde preguntas clave cómo… ¿Cómo me sentí hoy?, ¿Cuáles fueron mis emociones del día?, cosas que agradezcas, lo mejor que te haya pasado, la virtud que usaras durante el día, algo que te haya molestado… en fin!

Algunos consejos…

  • Las ideas mencionadas anteriormente pueden ayudarte a desarrollar tu creatividad y poco a poco podrás establecer tu propia estructura y ser tan libre como quieras.
  • No te sientas mal si un día no escribes. Como todo hábito, tiene que haber una señal que lo impulse. Intenta encontrarla al menos 3 veces por semana.
  • Haz un «check-in» cada mes. Puedes leer lo que escribiste y analizar tus emociones… qué comportamientos repetiste y cuáles eliminaste. Ponte nuevas metas y objetivos constantemente.
  • Disfruta el momento, siente como la pluma se resbala sobre las hojas y tu creatividad acelera tu corazón… escribir es uno de mis momentos favoritos del día. Espero que el tuyo también.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »